Hoy 24 de abril es mi cumpleaños. Y me parece el día perfecto para hacerte un regalo.

Empecé a pensar en emprender como Asistente Virtual hacia noviembre de 2015. Muy poco se sabía entonces en España de esa profesión. Y yo lo llevaba muy en secreto, por si acaso.

Luego aprendí que es mejor compartir, y si te copian la idea, que te la copien. Tu estilo es tuyo, tu forma de trabajar es solo tuya y tu idea pues es también tuya. Una persona que sabe mucho y en la que confío me dijo algo similar a esto «cuando dejes de darles luz se perderán». Me pareció una frase brillante. Y si tu idea copiada sirve para que el mundo avance y se mejore, pues mira que bien. Orgullosa he de estar.

En mi post Mi viaje hacia la Asistencia Virtual te cuento con más detalle el camino que he recorrido entre dos mundos. El tradicional y el virtual.
Un camino personal e instransferible, que solo se puede vivir en primera persona.

En mi cabeza tenía muy claro que era un profesión con futuro. Mi amplia experiencia e implicación en empresas junto a la alta dirección y presidencia, la selección y gestión de equipos, de proyectos sumado al nuevo paradigma profesional que ya en 2015 se estaba dando, me hicieron vislumbrar una nueva profesión. La delegación siempre ha sido la clave del crecimiento empresarial, que además no debemos pensar que solo es patrimonio de las grandes empresas.

Me hacía especial ilusión emprender en una profesión de futuro, todavía muy poco entendida entonces, incluso por personas que ahora la avalan.

¿Visionaria? Puede ser. ¿Intuición? También puede ser. Reconozco que una suma de ambas cosas son constantes en mi vida.

Y con el tiempo, de forma espontánea, me han ido escribiendo futuras asistentes virtuales, mujeres con inquietudes muy similares a las que yo tuve, contándome e interesándose por cómo empecé yo.

Realmente me doy cuenta de lo importante que es compartir las experiencias y sobre todo, que esas experiencias ayuden a otras personas.

Que nadie llegue jamás a ti, sin que al irse se sienta un poco mejor y más feliz.

Santa Teresa de Calcuta

Y he pensado que hoy 24 de abril, día de mi cumpleaños, es el día perfecto para regalarte un poquito de mi experiencia a través de estos consejos, sobre algunas dudas.

En estos momentos estoy en una transición profesional de Asistente Virtual hacia Online Business Manager, es decir Gestora Online de Negocios. Nuevos servicios y nueva forma de ofrecerlos, siempre relacionados con los equipos virtuales y las nuevas profesiones.

Pues ahí van mis algunos consejos basados en mi experiencia y en consultas reales que me han hecho, consultas que agradezco enormemente, consultas que no dejan de ser inteligentes por el hecho de ser habituales.

Dada tu experiencia, ¿consideras que la mejor manera de iniciarse como asistente virtual es realizar un curso de formación específica? Me gustaría conocer el proceso que seguiste para convertirte en AV.

En mi caso, pensé en ser AV en 2015 y como no encontraba referencias en España busqué cursos, ya que trabajar online en el mundo tradicional y virtual no tienen nada que ver.

Encontré el curso Profesional Virtual de Desiré Izaguirre de Venezuela, que es una referencia como AV en toda Américas Latina. Me sirvió para afianzarme en mi idea y convencerme de que realmente era una profesión con futuro, de la que es posible vivir, así como para conocer a otras AV de otros países. Ese curso se ha ido perfeccionando y lo recomiendo por ser el que conozco.

Por otro lado, ahora mismo en español ya hay muchos cursos, pero cuidado, estudia bien quien los imparte, qué ofrecen y su precio. No por ser caros ni baratos, sino por el valor que aporte según tu experiencia y necesidades.

Por otro lado, en este mundo la formación continua es fundamental y el networking también, así que siempre te ayudará a conocer la realidad de otras compañeras.

¿Podrías describir tu día a día? ¿Cuáles son las tareas más comunes?

En estos momentos estoy en fase de renovación de servicios. Pero el día a día se lo tiene que organizar cada profesional.

Porque si digo que para ser AV hay que levantarse a las 6h, porque yo lo hago, lo mismo a ti no te ayuda. Otras compañeras trabajan solo por la mañana porque tienen hijos, y ese no es mi caso.

Más que el día a día es fundamental saber describir tus objetivos y cómo llegar a ellos. En ese sentido recomiendo la formación de Stefania dalle Pezze, gran profesional en productividad a la que conozco y he tenido el placer de colaborar con ella en dos de sus formaciones de alto impacto. Por supuesto, hay otros grandes profesionales. Lo importante es que te ofrezcan valor y lo pongas en marcha.

Y una vez descritos tus objetivos, tener capacidad de saber organizarte para cumplir, por un lado con el trabajo de tus clientes y por otro lado con tu propia promoción y mejora profesional.

¿Es imprescindible tener una página web? ¿Con Facebook o Instagram no es suficiente?

Por supuesto que sí. Tener presencia online es fundamental, un lugar dónde dar a conocer quien eres y tus servicios. Al igual que tú buscas en internet información, las demás personas también.

Además la presencia en redes sociales también es fundamental, te muevas en el mundo online o no. Elige las redes sociales dónde esté tu público, especialmente LindedIn por ser la más profesional .

¿Qué cualidades consideras indispensables en una buena asistente virtual?

Fundamental:
1. Tener clara tu misión, visión y valores.
2. Competencias digitales y facilidad para aprenderlas. Formación continua

Y también: productividad, organización del tiempo, saber poner foco, agilidad en los cambios porque los servicios se pueden quedar obsoletos muy rápido y estar enamorada de esta profesión. Tener mucha curiosidad sin dispersarte.
Por supuesto, presencia continua tanto en eventos, networking y formaciones tradicionales como online. Siempre decidiendo qué es lo mejor para ti. No hay que estar en todo, solo en lo que más te convenga.

¿Van de la mano ser asistente virtual y convertirte en autónomo? Esa es una gran incertidumbre.

Definitivamente, sí, hay que ser autónoma porque has de facturar. Tu eres tu propia empresa. Yo esperé a darme de alta hasta tener mis primeros clientes para no perder la tarifa plana que se ofrece.

Es importante, si empiezas desde cero, el camino de prospección del terreno, tu cliente ideal, definición de tu catálogo de servicios, estudiar a tu competencia y crearte una marca personal.

Ahora, no caigas en la parálisis por análisis. Lánzate, decídete. En cuanto tengas un cliente, adelante! Los demás vendrán. Te lo aseguro.

¿Y si vengo de la empresa tradicional y no tengo presencia en redes sociales?

Transmitir tus valores, sin duda te hará ser fuerte frente a la adversidad. Son los pilares que fundamentan tu emprendimiento.

Es una tarea de autoconocimiento que sólo puedes hacer a solas contigo misma.

No tengo dinero ni clientes ¿Cómo puedo empezar?

Aunque parezca mentira, con una conexión a internet en un móvil, un ordenador normal y tu materia gris puedes empezar.

En mi caso empecé con cero euros, con un móvil antiguo y un ordenador económico que me regalaron. Yo misma me diseñé mi logo y página web, que todavía mantengo en vigor, aunque internamente ya está en proceso de renovación.

No esperes a tenerlo todo pluscuamperfecto. No es operativo. Hay que empezar a funcionar cuanto antes. Incluso aunque creas que no estás preparada. ¡Lánzate! Por 2ª vez te lo recomiendo.

Te aconsejo que delegues:

  • Tu asesoría laboral: Confía tu gestión interna en un/una profesional acostumbrada al mundo online, a nuevas profesiones o pequeñas empresas. Porque te verás con dudas y quizás, alguien que asesora a otro tipo de empresas tradicionales, más grandes que tú, o no sabe resolver, o bien te da de alta en el epígrafe incorrecto por desconocimiento. Eso luego es un gran perjuicio.
  • Tu página web y el diseño de tu logo: Puedes encargarlo de forma completa a un profesional, es lo aconsejable porque el resultado merecerá la pena. Hoy en día veo como ya hay diferentes sistemas que economizan el proceso. O bien, si te manejas en WordPress o similar, puedes encontrar plantillas que te ayuden, con comunidades en Facebook.
  • En mi caso compré una plantilla en Divi en El Perro de Papel y yo misma me hice mi página web por un precio muy económico y ayuda de su grupo de Facebook. Para arrancar te puede funcionar. Inconveniente: Puedes tener que dedicarle demasiado tiempo, que has de quitárselo a otros temas importantes.

Me resultaría de gran ayuda conocer algunas de las herramientas que más utilizas en tu día a día, ¿podrías enumerarme alguna?

Aunque en realidad las herramientas son imprescindibles para desarrollar nuestro trabajo, lo fundamental es asimilar el porqué utilizas esas herramientas.
Gestor de Tiempo: Nos ayudará a saber cuantificar nuestro trabajo y medir si el tiempo que le dedicamos es el adecuado. TrackingTime o Toggl
Gestor de Proyectos: Muy importante para poder definir nuestros proyectos, dividirlos en tareas y dar un seguimiento. También para compartir con un equipo de trabajo o con el cliente el desarrollo del proyecto en cuestión. Trello, Asana, KanbanFlow
Calendario: Fundamental para gestionar nuestra agenda de forma realista. Todo debe estar anotado, incluso nuestras actividades privadas y tiempo libre. Google Calendar
Mensajería Profesional: Importante para tener una comunicación organizada con tu cliente o con un equipo. Slack
Nube: Excelente manera de optimizar tiempo y compartir archivos en tiempo real. Drive (el más común), Dropobox, OneDrive, Mega.
Email Marketing: Para hacer crecer tus leads, para comunicarte con tu base de datos. Es un mundo que conviene estudiar, pero tampoco volverse loco.

Precios. ¿Cuánto cobro?

Puedes cobrar por hora o por proyecto. Estudia bien tus costos, tus gastos, tu precio por hora. Sólo te aconsejo que cobres lo que te mereces. Por tu bien y por el de la profesión. Eres una profesional con una empresa, no con un hobby que te reporta un beneficio. Esa mentalidad no se debe perder.

Por otro lado, una cosa es colaborar, ganar experiencia y darte a conocer. Otra es regalar el trabajo y tirar los precios por el suelo.

El trabajo de Asistencia Virtual es un trabajo CUALIFICADO, que merece un respeto y un reconocimiento. Somos profesionales independientes que tenemos nuestra propia empresa, pagar nuestros impuestos y asumir unas responsabilidades. También tenemos derechos.

Y hasta aquí algunos consejos basados en mi propia experiencia. Deseo que te hayan sido de utilidad. Podrán haber muchos no respondidos, muchos diferentes.

Te agradeceré que compartas este post si crees que puede ayudar a alguna persona y le va a resolver esas dudas que no sabes a quien preguntar.

**No soy afiliada de ninguna de las webs que he recomendado. Me baso en mi propia experiencia de compra y resultado obtenido.

Sígueme en mis redes sociales:
LinkedIn
Instagram
Facebook profesional

Carmen Burillo Muñoz
Online Business Manager | Virtual Assistant

https://carmenburillo.com/

Share This
UA-105160078-1